miércoles, 17 de julio de 2024

SEIS MIL SETENTA Y OCHO

 




Es tremendo el modo en que utilizan el idioma castellano los periodistas, frases hechas, tópicos, lugares comunes, se alejan de la poesía e introducen la economía.

Creo que no miran al diccionario para enterarse del significado de las palabras, empezando por la peor que mal utilizada "espectacular", me pongo enferma cada vez que la oigo, o sea que casi siempre estoy enferma .

Lugares comunas constantes:

"Como no podía ser de otra manera"

"Determinados"

"Absolutamente"

"Oír y escuchar" las utilizan como si tuvieran el mismo significado.

"Libido" y lívido" esta ya es un verdadero escándalo, hasta los poetas la confunden.

Lo peor de todo es que no tiene intención de aprender a hablar con propiedad.

Para decir que una idea les gusta usan el verbo "Comprar" lo hacen todos, uno detrás de otro, carecen de creatividad y de vergüenza, además de alguien que les enseñe un poco.

Podría seguir pero no tengo ganas de enfadarme.